EL PASILLO LARGO

 

EL PASILLO LARGO

Nadie por estos pasillos largos,

vida solitaria en nuestra estancia,

Días de cautiverio tan amargo,

la pandemia marca la distancia.

 

Esta tarde llaman a mi puerta

que con gran cautela yo entreabro,

mi curiosidad se queda alerta

y cuando mi cancela queda abierta

una sonrisa hay al otro lado.

 

Vengo a preguntarte si estas vivo

y a escucharte decirme que estás bien.

aquí estoy,  por precaución cautivo

y loco por ser quién debo ser.

 

– Anda, ven y entra,  te invito a un café.

– Gracias amigo, no es momento,

Me dijo con tono de lamento

y por el largo pasillo otra vez

astiada volvió a su apartamento.

20220128_180125

 

¡ Mal te parieron confinamiento,

que si el triste virus no me mata

por ser conservado en esta lata

seguro moriré de aburrimiento !

 

A Carmen Serrano y a cuantas amigas y amigos llamaron

a mi puerta para interesarse por Tere y por mi.

 

ENRIQUE   MATEO

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *